En octubre de 2016, la Asamblea Federal de Kolping Alemania dio el puntapié inicial para el proceso de futuro. Para ello se basó en el siguiente diagnóstico: “Nuestra sociedad se modifica rápidamente. Nos volvemos más viejos, somos menos y más variados. ¿Cómo debe reaccionar la asociación frente a esto? ¿Qué conclusiones debe sacar la Obra Kolping de estas circunstancias?” De modo que el debate se inicia con muchas preguntas. Todos los miembros, en especial quienes ocupan un cargo y quienes se comprometen en la asociación, y también en sus instituciones y empresas, están convocados a participar en el debate. A nivel federal. Los resultados deben llevar a seguir desarrollando el perfil sancionado en el año 2000 en Dresde: “Kolping – vivir con responsabilidad, actuar con solidaridad”. Está previsto que la Asamblea Federal resuelva al respecto en el año 2020. El objetivo del proceso de futuro es activar la asociación de miembros, aclarar y garantizar el rol y el aporte social de Kolping en una sociedad en permanente transformación. El proceso de futuro se basa en los procesos de transformación y los desarrollos tanto sociales como eclesiásticos, entre los que se incluyó el cambio demográfico, reaccionando frente a ellos y encarando las cuestiones significativas que resultan de estos cambios para la Obra Kolping Alemania y para las instituciones y empresas de la asociación. En distintos foros regionales, todos los miembros de Kolping Alemania tienen la oportunidad de debatir sobre el futuro de la asociación y compartir las decisiones. El símbolo de la acción del proceso de futuro transmite el lema: Upgrade Kolping – Nuestro camino hacia el futuro.