Sosteni….¿QUE?…bilidad

Un aporte a la Asociatividad

SOSTENIBILIDAD EN LA ASOCIATIVIDAD-  Quienes ya hemos conversado de este tema y algo podemos decir de él, aparecen apetitos como por ejemplo: poder dialogar sobre la “Asociatividad y sostenibilidad espiritual-religiosa”, la Asociatividad y sostenibilidad cristiana o más bien una  Asociatividad y sostenibilidad social-cristiana, por Dios que tertulia sostendríamos, ya esto es una invitación para un próximo comentario  en Kolping y un desafío para quienes leen esta editorial. Hoy quiero que hablemos sobre lo que incluye una  asociatividad y sostenibilidad en Kolping como Obra.

Primero no quisiera situar la sostenibilidad como algo tremendamente nuevo, porque la sostenibilidad es del propio génesis del mundo del universo de la correspondiente creación. Si hoy hablamos tanto de ella o es un tema vigente, es porque algo está pasando que hace arbitrarias algunas realidades.

Quiero acudir al propio fundador de Obra Kolping, el Padre Adolfo Kolping que inicio su obra Asociando a 7 artesanos,  creo que nunca comentó directamente de sostenibilidad, sin embargo está  grabada a fuego en la Asociación, por ejemplo El, si habló de participar, de equipos, de dirigentes y directivos, de emprendimientos, de organización, de financiamiento de espiritualidad de contactos de integración de visión a corta, mediana y largo plazo, de comunidades de nuevos tiempos, de compromiso de reglamentos y estatutos de formación de oración y por sobre todo de compromiso humano y cristiano y la verdad de todo ello, es que todo lo que he nombrado y mucho más tiene que ver con la asociatividad sostenible en la vida de cada persona, de grupos  y las organizaciones como las propias empresas. Hablar de asociatividad sostenible es hacer realidad el propio equilibrio de la creación, partiendo de la realización, valoración y trascendencia del hombre. Hacer sostenible algo ahora es trascender en el tiempo con el elemento que ayude a otras generaciones partiendo de la propia generación, pero no solo el hombre, aun siendo este el centro sino también todo su entorno. Así como la pequeña planta que crece y se desarrolla bajo la sombra de otra mayor, así también el más diminuto  insecto o célula que hace del agua de la tierra y del aire algo bueno para todos.

Igualmente los seres humanos tendremos que caminar asociados más allá de lo que podamos proyectarnos, donde la ciencia tiene mucho que aportar y todos los valores internos que llevamos. Nuestra tarea hoy es ser un aporte a sostener de buena forma nuestra vida, la vida de mis semejantes y la del propio mundo, y no es necesario volar para ello, es vivir armónicamente consigo mismo y con el propio entorno.

La Sostenibilidad en la Asociatividad está al servicio de la creación.

Sergio Suazo.